Grifaldo Toledo, Jorge

lunes, 19 de octubre de 2015

Poema de viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Perdón por el retraso... a ver si poco a poco os publico todos los poemas que Piluka ha mandado hasta la fecha... en esta entrada un poema de duelo amoroso...



Este catedrático de Literatura ganó certámenes tan prestigiosos
como el Adonáis, el Juan Boscán o el Juan Ramón Jiménez de poesía,
culminando con el Premio Nacional de Literatura, en 1980.



«Huyendo de mí siempre, a mí me sigo».
Juan Boscán

Tal vez naciste para ser motivo
de estos versos y no sustancia mía,
fuego de mis palabras, no madera
de aquellos bosques donde tantas veces,
hijos del alba, nos perdimos.

No eres de carne, eras de viento en furia.
Viniste y me tiraste el alma abajo;
No eras de carne, pero no te puedo
olvidar.

Si algo que es tuyo se ha perdido lejos
como un relámpago en la noche, dime,
dime tú, estrella que en el pecho llevo
qué podemos hacer, a qué lugares
voy a traer, mi corazón. La historia
es sencilla y es triste. Recordarla
sería también sencillo y triste, pero
ya para qué, si tú no estás conmigo.

Salgo a la calle. Un nuevo día crece,
pero me daña sin piedad. El sol
pone en las cosas su calor antiguo.
Pero no me conoce nadie. Nadie
-la flor de aquel jardín, el agua mansa
de aquel estanque, aquellos montes grises,
tanta ceniza repartida-, nadie
sabe mi nombre, este es el fin. Aquí
se termina la historia.


Carlos Sahagún (Onil, Alicante, 1938), Tal vez naciste para ser motivo

Últimos Poemas de Viernes publicados:


Publicar un comentario