Grifaldo Toledo, Jorge

domingo, 22 de enero de 2012

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Mi querida amiga Piluka Couceiro tiene una maravillosa manía: todos lo viernes nos deleita por e-mail con un poema... y he pensado que mi forma de agradecerle este regalo es compartirlos con vosotros...

Estos son los últimos 4 poemas que nos ha compartido... espero que os gusten tanto como a mí.

Besos,
Carmen



Vino mío, querido de mi corazón

Cantarito de vino de
un borrachón
cuántas bondades
me das
tú, cántaro mío, lleno
más amado que mi hermano
mi tos
alivias
mi voz
aclaras
no dejas
ni llantos
ni ansias
eres mi amigo
y mi grande amigo
cuando tu vino es bueno
y cuando mi corazón está gozoso
una medalla de gloria vale cada gotita
una lira vale cada copita y copita
todo el tiempo que viva y viviré
de ti nunca me separaré
y te voy a guardar dentro de mi pecho
como un grande provecho
vino mío querido
no me turbes el sentido
sé bueno y contente con mesura
 acorde con mi estado de alegría. 

Poema judeo-español (siglo XIII)

Caligrama en forma de botella... muy apropiado para las fechas que vienen.
(enviado el 16/12/11)






La Navidad inversa (II)

Estrella inmóvil,
culminación geométrica de la vieja leyenda.
Escucho tu llamada cuando el año se va, cada diciembre,
reiterando mi nombre sin acústica.
Espérame un momento,
sólo cerrar el libro de la crónica gris, y voy contigo,
sin resistirme.
Aquí quemo mis naves,
que ya desarboladas, se anegan en silencio,
las dejo en esta orilla para pasar a nado
hacia mundos opuestos de una fábula
placentera, admisible,
peregrina de tiempos.

(Estrella indiferente,
ya no te quedan muertos cuando matas la luna,
pero aún hay sonrisas que piensan que eres blanca,
que conduces ficciones de oros, mirras e inciensos
hasta extraños lugares de arcilla, corcho y musgo,
entablando rincones de pasillos).

Estrella oscura,
¿hacia dónde me lleva la nube de tu vuelo?
No me importa seguirte, eres más bella así, llena de sombras
cada una de ellas, sin respuesta.
Espérame un momento,
sólo meter mis nadas en la vieja mochila, y voy contigo
sin despedirme.
Aquí anulo los sueños,
que de tanto incumplirse, remiten al fastidio,
los dejo amontonados al fondo del espejo
para que se condensen en un átomo
anónimo, insonoro.
peregrino de espacios.

María Pilar Couceiro

© Couceiro, 2011
(enviado el 23/12/11)




Al fin nos hallaremos. Las temblorosas manos 
apretarán, suaves, la dicha conseguida,
por un sendero solo, muy lejos de los vanos
cuidados que ahora inquietan la fe de nuestra vida.

Las ramas de los sauces mojados y amarillos
nos rozarán las frentes. En la arena perlada,
verbenas llenas de agua, de cálices sencillos,
ornarán la indolente paz de nuestra pisada.

Mi brazo rodeará tu mimosa cintura,
tú dejarás caer en mi hombro tu cabeza,
¡y el ideal vendrá entre la tarde pura,
a envolver nuestro amor en su eterna belleza!


Juan Ramón Jiménez (1881-1958)
(Nostalgia)
(enviado el 30/12/11)




Brama, brama, viento de invierno, tú,
tú no eres tan cruel
como la ingratitud del hombre,
ni tus dientes tan afilados;
aunque tu aliento sea áspero,
tú eres invisible.

¡Ay-ho!, canta, ¡ay-ho!, bajo el acebo verde:
que los amigos finjan amorosa locura
y después canten ¡ay-ho! bajo el acebo,
y esta vida parecerá más plena.

Hiela, hiela, amargo cielo, tú,
tú no muerdes tan cerca
como los beneficios olvidados:
a pesar de la maraña de tus aguas,
tu aguijón no es tan fuerte
como el olvido de la amistad.


¡Ay-ho!, canta, ¡ay-ho!, bajo el acebo verde:

que los amigos finjan amorosa locura

y después canten ¡ay-ho! bajo el acebo,

y esta vida parecerá más plena.


William Shakespeare (Stratford-upon-Avon (GB) 1564-1616)




Blow, blow, thou winter wind 
Thou art not so unkind 
As man's ingratitude; 
Thy tooth is not so keen, 
Because thou art not seen,
Although thy breath be rude.

Heigh-ho! sing, heigh-ho! unto the green holly:
Most freindship if feigning, most loving mere folly:
Then heigh-ho, the holly!
This life is most jolly.

Freeze, freeze thou bitter sky,
That does not bite so nigh
As benefits forgot:
Though thou the waters warp,
Thy sting is not so sharp
As a friend remembered not.


Heigh-ho! sing, heigh-ho! unto the green holly:
Most friendship is feigning, most loving mere folly:
Then heigh-ho, the holly! 
This life is most jolly.

William Shakespeare (Stratford-upon-Avon (UK) 1564-1616)

(enviado el 13/01/12)
Publicar un comentario