Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 3 de febrero de 2012

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Aquí os dejo otros dos Poemas de Viernes enviados por Piluka.


Quisiera tener una noche
a mi caballero desnudo en mis brazos;
que él fuera feliz
sólo con ser yo su almohada,
pues más enamorada estoy  
que Floris de Blancaflor;  
mi corazón, amor y juicio,
mis ojos y mi vida, le pertenecen.

Hermoso amigo, amable y bueno:
¿cuándo os poseeré?
¡Si pudiese dormir una noche con vos
entre amorosos besos!
Sabed que mi mayor deseo
sois vos y no mi marido,
pero habréis de jurar hacerme
todo lo que yo os pida.

Condesa Beatriz de Dya (Provenza, s. XII)


Ben volria mon cavallier
tener un ser e mos bratz nut,
q´el s´en tengra per erebut
sol q´a lui fezes cosseillier;
car plus m´en sui abellida
no fetz Floris de Blanchaflor :
eu l´autrei mon cor e m´amor,
mon sen, mos huoills e ma vida.

Bels amics, aviens e bos,
cora· us tenrai e mon poder ?
e que jagues ab vos un ser
qe.us des un bais amoros!
Sapchatz, gran talan n´auria
qe.us tengues en luoc del marit,
ab so que m´aguessetz plevit
de far tot so qu´eu volria.

Comtessa Beatrix de Dya (La Provençe, s. XII)

(enviado el 20/01/12)



Reposarás por siempre,
cansado corazón! Murió el engaño
que eterno imaginé. Murió. Y advierto
que en mí, de lisonjeras ilusiones
con la esperanza, aun el anhelo ha muerto.
Para siempre reposa;
basta de palpitar. No existe cosa
digna de tus latidos; ni la tierra
un suspiro merece: afán y tedio
es la vida, no más, y fango el mundo.
Cálmate y desespera
la última vez: a nuestra raza el Hado
sólo otorgó el morir. Por tanto, altivo,
desdeña tu existencia y la Natura
y la potencia dura
que con oculto modo
sobre la ruina universal impera,
y la infinita vanidad del todo.

A sí mismo, Canto XXVIII
Giacomo Leopardi (Renacat, 1798-Nápoles, 1837) 
-------------------------
A se stesso
Or poserai per sempre,
Stanco mio cor. Perì l'inganno estremo,
Ch'eterno io mi credei. Perì. Ben sento,
In noi di cari inganni,
Non che la speme, il desiderio è spento.
Posa per sempre. Assai
Palpitasti. Non val cosa nessuna
I moti tuoi, nè di sospiri è degna
La terra. Amaro e noia
La vita, altro mai nulla; e fango è il mondo
T'acqueta omai. Dispera
L'ultima volta. Al gener nostro il fato
Non donò che il morire. Omai disprezza
Te, la natura, il brutto
Poter che, ascoso, a comun danno impera
E l'infinita vanità del tutto.


(enviado el 27/01/12)


Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena pues de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

Federico García Lorca
(Fuentevaqueros, 1998-Víznar, 1936)


(enviado el 03/02/12)

Edición © Couceiro 2012





Publicar un comentario