Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 31 de mayo de 2013

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Hoy sólo un poema adorna este viernes... un poema dedicado a la pérdida de un amigo... lo siento, Piluka...

Por mi parte aprovecho para dedicárselo también a Jack Vance, una de la últimas pérdidas literarias que hemos sufrido...



Aunque aún está reciente este poeta en los Poemas de Viernes,
recupero uno de sus Sonetos a Orfeo para esta trayectoria de adioses,
cada vez más frecuentes al paso de la vida.

A mi amigo Pepe Paulino, in memoriam.
Sic tibi terra levis.



Somos los errantes.
Pero el andar del tiempo
tomadlo como nimiedad
en lo que siempre permanece.

Todo aquello que corre
habrá pasado ya;
pues sólo lo que queda
nos inicia.

No echéis, muchachos, el valor
a la velocidad
ni al intento de vuelo.

Todo ha descansado:
tiniebla y claridad,
flor y libro.

Rainer Maria Rilke (Praga, 1875 - Val-Mont (Suiza), 1926)Soneto XXII

  

Wir sind die Treibenden.
Aber den Schritt der Zeit,
nehmt ihn als Kleinigkeit
im immer Bleibenden.

Alles das Eilende
wird schon vorüber sein;
denn das Verweilende
erst weiht uns ein.

Knaben, o werft den Mut
nicht in die Schnelligkeit,
nicht in den Flugversuch.

Alles ist ausgeruht:
Dunkel und Helligkeit,
Blume und Buch.



Publicar un comentario