Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 10 de mayo de 2013

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Como cada viernes, hemos de agradecer a Piluka el descubrimiento de unos nuevos poemas...





Esta representante lusa de la última poesía construye la mayor
parte de su obra alrededor del mar como paralelo de la vida.
Obtuvo el prestigioso Premio Camoens en Portugal y el Reina Sofía
de poesía hispanoamericana en España.
Tras la Revolución de los claveles, fue diputada del Parlamento portugués.


Mi vida es como el mar, como abril en la calle,
mi cuidado se vuelca de mi interior afuera,
mi transcurrir escucha
la sílaba, la frase desde un asunto a otro,
que se graba en el tiempo, en el espacio escrita.
No llevo a Dios en mí, pero contemplo el mundo
sabiendo que se muestra la verdad.
No tengo explicaciones,
sólo miro y compruebo,
con el pensar desnudo como método.
La tierra, el sol, el viento, y con ellos el mar
son mi semblante, son mi biografía.
Así que no preguntes dónde está mi carnet
pues sólo tengo el mundo como carácter propio.
No me pidas criterios ni entrevistas,
no me preguntes fechas ni cobijos,
de todo lo que veo me alimento.

Y la hora de mi muerte emerge lentamente,
cada día en acecho.

Sophia de Mello Breyner Andresen (Oporto, 1919-Lisboa,2004)



A minha vida é o mar o Abril a rua,
o meu interior é uma atenção voltada para fora,
o meu viver escuta
a frase que de coisa em coisa silabada
grava no espaço e no tempo a sua escrita.
Não trago Deus em mim mas no mundo o procuro
sabendo que o real o mostrará
Não tenho explicações,
olho e confronto,
e por método é nu meu pensamento.
A terra o sol o vento o mar
são a minha biografia e são meu rosto.
Por isso não me peçam cartão de identidade
pois nenhum outro senão o mundo tenho,
não me peçam opiniões nem entrevistas,
não me perguntem datas nem moradas,
de tudo quanto vejo me acrescento

E a hora da minha morte aflora lentamente,
cada dia preparada.









Aunque este autor estadounidense
cultivó fundamentalmente
la Novela de ciencia-ficción,
también hizo incursiones a la poesía
tan sugestivas como este poema.
Recomiendo la lectura de sus relatos
Colón fue un cretino (1947) y
Todos vosotros, zombis (1959). 
 
 
Un ser humano cualquiera
debería ser capaz de cambiar un pañal,
planear una invasión,
despiezar un cerdo,
ensamblar una barca,
diseñar un edificio,
escribir un soneto,
hacer un balance,
levantar una pared,
expresarse en otro idioma,
remendar un hueso roto,
confortar a un moribundo,
obedecer órdenes,
darlas,
cooperar,
actuar en solitario,
resolver ecuaciones,
analizar un nuevo problema,
esparcir estiércol,
manejar un ordenador,
cocinar una comida
–sabrosa-,
sufrir con entereza,
luchar con eficiencia
y, desde luego, enamorarse.

La especialización es para los insectos. 


Robert A. Heinlein (Missouri, 1907 - California, 1988)




Publicar un comentario