Grifaldo Toledo, Jorge

jueves, 14 de abril de 2016

Poema de viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Este poema de viernes se me ha ido retrasando por diversos motivos... entre ellos el no poder buscar con tranquilidad una imagen para acompañarla... pero al fin la he encontrado y espero que os guste tanto como a mí...


Cultivadora de distintos géneros literarios, nuestra autora de hoy es además traductora eminente,
destacando sus investigaciones sobre lengua y literatura de la República Checa. Fue elegida miembro
de la Real Academia Española el pasado año. En este poema evoca la tragedia de la ninfa amada por
Orfeo, quien, tras la muerte de ésta en trágicas circunstancias, bajó a buscarla al Hades, fracasando
en la empresa. (véase Ovidio, Metamorfosis, X -1)


La mano en el saúco del Leteo,
la sombra sigue insomne
de otra mano,
una mano que nombra,
que desbroza el camino,
que pasa a limpio
los nombres de las cosas.
Pero el rostro,
que nunca fue,
que no hallará reflejo
en unos ojos
fielmente vueltos ya
para siempre hacia sí mismos,
estalla por encima de los pasos
y deja que la aurora
con el sol lo arrebate y arrastre
por la terrible orilla de los tiempos.

Siga el pie, ciegamente, pues, la huella
que ahuyenta
toda la confusión,
y tú, avanza,
acosada cabeza aún de los abismos,
con el rostro encendido
y el cabello derramado entre los vientos.
Y los ojos en lágrimas,
en la paz y el dolor,
teje un lamento
al malhadado y fiel Orfeo,
¡oh pobre, despojada del infierno,
delirante,
ya para siempre solitaria
Eurídice!


Clara Janés (Barcelona, 1940), Eurídice


Últimos Poemas de Viernes publicados:
Publicar un comentario