Grifaldo Toledo, Jorge

sábado, 2 de abril de 2016

Poema de viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Esta mujer fascinante, dolorosa, intensa, nos regaló una obra magnífica que merece la pena conocer... hoy Piluka nos ofrece una pequeña gota de los versos que corrían por sus venas...



Aunque escribió relatos y ensayos, esta autora es una de las principales cultivadoras de la llamada
poesía confesional, que gira alrededor de los detalles íntimos de la vida cotidiana, sin excluir detalles
escabrosos como la enfermedad o la sexualidad. Su frágil salud se revela en una vida convulsa, que
desembocó en suicidio. La edición de sus poesías corrió a cargo de su viudo, el escritor Ted Hughes.
Fue la primera poetisa en recibir post-mortem el Premio Pulitzer por el conjunto de su obra.
       
"Forever autum", de Wlodzimierz Kuklinski

Soy de plata y exacto. Sin prejuicios.
Cuanto veo devoro de inmediato
tal cual es, intacto de amor u odio.
Yo no soy cruel, tan sólo indiscutible:
ojo cuadrangular de un diosecillo.
En la pared opuesta paso el tiempo
pensando: rosa, en manchas. Tanto hace que la miro
que es parte de mi alma. Mas se agita.
Rostros y oscuridades nos separan perennes.

Ahora soy un lago. Una mujer se cierne sobre mí
 busca mi alcance, lo que es en realidad.
Se vuelve a esos falaces reflejos de la luna
Su espalda veo, fielmente la reflejo.
Ella me paga en lágrimas y temblor de las manos
Soy primordial para Ella, que va y viene.
Su rostro en la mañana sustituye tinieblas.
En mí se ahoga una niña, en mí una anciana
que como un pez de espanto hacia ella se eleva  día tras día,

Sylvia Plath (Boston, 1932-Londres, 1963), Espejo



I am silver and exact. I have no preconceptions.
Whatever I see I swallow immediately
Just as it is, unmisted by love or dislike.
I am not cruel, only truthful ‚
The eye of a little god, four-cornered.
Most of the time I meditate on the opposite wall.
It is pink, with speckles. I have looked at it so long
I think it is part of my heart. But it flickers.
Faces and darkness separate us over and over.

Now I am a lake. A woman bends over me,
Searching my reaches for what she really is.
Then she turns to those liars, the candles or the moon.
I see her back, and reflect it faithfully.
She rewards me with tears and an agitation of hands.
I am important to her. She comes and goes.
Each morning it is her face that replaces the darkness.
In me she has drowned a young girl, and in me an old woman
Rises toward her day after day, like a terrible fish.


Últimos Poemas de Viernes publicados:
Publicar un comentario