Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 18 de septiembre de 2015

Poema de viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Y se terminan las vacaciones... las de Piluka hace un par de viernes y las mías esta semana, así que ando un poco retrasada en la publicación de los poemas que nos envía los viernes nuestra querida amiga...

Para el comienzo de esta décima temporada, o como bien indica Piluka: "Bodas de Estaño"; un poema triste, melancólico, cargado de ternura y amor, sobre todo de amor...



Cayetana era valiente, serena, divertida, amorosa, guerrera, sabia...
Y aún no cumplía tres años.
Para su familia (unos queridos amigos) la pena de haberla perdido
no puede semejarse con la gran suerte de haberla tenido. Antes de
irse, con su vocecita de supernova/bebé, dijo: ¡A TOPEEEEE! Y ese
es el mejor homenaje que se le puede hacer: vivir a tope. Todos los
que supimos de su existencia somos ahora un poco mejores, todos
nos enamoramos de ella y lo bueno que tiene ese tipo de amor
es que nunca muere.

Bienvenidos a nuestras Bodas de Estaño (décima temporada).



Canción de cuna para despertar a Cayetana


No te duermas,
criatura del alba sin mediodía.
Si te duermes, mis noches se quedan huecas,
pero si te despiertas para los sueños,
viviré tu sonrisa cada mañana.

Despiértate de noche,
para que yo te cante ritmos extraños,
para que yo te cuente fábulas tristes
mientras tejen tus manos una guirnalda
de juguetes de niebla.

No te duermas,
déjame la presencia de tu pequeña vida.
Ven a verme, nocturna, toda sonrisas,
porque si permaneces para los sueños
viviré tu perfume de día nuevo.

Despiértate en las sombras,
para que yo te cosa ropas de lluvia,
para que yo te acune con brazos de oro
mientras tus ojos miran esas estrellas
de futuro imposible.


María del Pilar Couceiro


Últimos Poemas de Viernes publicados:
Publicar un comentario