Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 11 de octubre de 2013

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Este viernes es día de recordar el reciente fallecimiento de Juan Luis Panero con la lectura de uno de sus poemas... inmenso y profundo dedicado a Cesare Pavese...





Juan Luis Panero, recién fallecido, fue hijo y hermano de poetas,
y esta vinculación familiar es pertinente. Recomiendo a mis
destinatarios, sobre todo a los más jóvenes, la película sobre
la familia Panero El desencanto (1975), dirigida por Jaime Chávarri
y protagonizada por los auténticos madre y hermanos.
Este poema de hoy lo escribió Juan Luis a propósito del suicidio
del poeta italiano Cesare Pavese.   




Solo bajó del tren,
atravesó solo la ciudad desierta,
solo entró en el hotel vacío,
abrió su solitaria habitación
y escuchó con asombro el silencio.
Dicen que descolgó el teléfono
para llamar a alguien,
pero es falso, completamente falso.
No había nadie a quien llamar,
nadie vivía en la ciudad, nadie en el mundo.
Bebió el vaso, las pequeñas pastillas,
y esperó la llegada del sueño.
Con cierto miedo a su valor
-por vez primera había afirmado su existencia-
tal vez curioso, con cansado gesto,
sintió el peso de sus párpados caer.
Horas después -una extraña sonrisa dibujaba sus labios-
se anunció a sí mismo, tercamente,
la única certidumbre que al fin había adquirido:
jamás volvería a dormir solo en un cuarto de hotel.



Juan Luis Panero (Madrid, 1942-Torroella de Montgrí -Girona-, 2013), A la mañana siguiente Cesare Pavese no pidió el desayuno 


Últimos Poemas de viernes publicados:
Publicar un comentario