Grifaldo Toledo, Jorge

miércoles, 3 de febrero de 2016

Poema de viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Tras unos días atareados, por fin puedo publicaros el poema que envió Piluka el viernes pasado para cerrar el mes de enero... uno de sus poetas preferidos...


En la Égloga VII de Virgilio, aparece el pastor Tyrsis, junto con otros nombres que,
como el de Galatea, pasarían a la literatura a través de textos tardomedievales y
renacentistas. Nuestro poeta de hoy (la niña de mis ojos), perteneciente a la segunda
generación petrarquista española, construye con esos nombres un Soneto instalado
en una imagen suave, sensual y llena de caricias turbadoras.

"Galatea en un delfín", escultura de Leopoldo Ansiglioni, fotografía de Martin Kusnadi


Mil veces digo, entre los brazos puesto
de Galatea, que es más que el sol hermosa;
luego ella, en dulce vista desdeñosa,
me dice: "Tirsis mío, no digas eso".

Yo lo quiero jurar, y ella de presto,
toda encendida de un color de rosa,
con un beso lo impide y, presurosa,
busca tapar mi boca con un gesto.

Hágole blanda fuerza por soltarme,
y ella me aprieta más y dice luego:
"No lo jures, mi bien, que yo te creo".

Con esto, de tal fuerza a encadenarme
viene, que Amor, presente al dulce juego,
hace suplir con obras mi deseo.



Francisco de Aldana (Nápoles, 1537-Alcazarquivir, 1578)


Últimos Poemas de Viernes publicados:

Publicar un comentario