Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 1 de noviembre de 2013

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Este viernes, festivo para unos y de reflexión para otros, Piluka no se ha olvidado de enviarnos un nuevo poema que descubrir. Esta vez Romeo y Julieta amenizan esta jornada de viernes.




En la línea de la Tragedia griega, donde un Mensajero,
al inicio de la obra, ponía en situación al auditorio.
Las dos horas que el personaje-prólogo anuncia están
perfectamente resumidas en este Soneto de inicio, que
ya es bastante para saber que estamos ante uno de los
monstruos sagrados de la Literatura Universal.



Dos familias iguales en nobleza
en Verona, lugar de estos amores,
derraman, por recíprocos rencores,
sangre inocente con brutal fiereza.

A sus hijos fatal naturaleza
hizo esclavos de acerbos sinsabores;
y término al furor de sus mayores
fue su muerte, su amor y su tristeza.

El fin crüel de su amoroso trance
y aquel odio de raza hereditario,
que sólo acaba con tan fiero lance,
dos horas va a ocupar el escenario.

Oíd con atención la triste trama,
y supliremos lo que falte al drama 

William Shakespeare (Stratford-upon-Avon, 1564 - 1616), Soneto-Prólogo de Romeo y Julieta

Two households, both alike in dignity,
In fair Verona, where we lay our scene,
From ancient grudge break to new mutiny,
Where civil blood makes civil hands unclean.

From forth the fatal loins of these two foes
A pair of star-cross'd lovers take their life;
Whose misadventured piteous overthrows
Do with their death bury their parents' strife.

The fearful passage of their death-mark'd love,
And the continuance of their parents' rage,
Which, but their children's end, nought could remove,
Is now the two hours' traffic of our stage;

The which if you with patient ears attend, 
What here shall miss, our toil shall strive to mend. 


Últimos Poemas de viernes publicados:
Publicar un comentario