Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 15 de febrero de 2013

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Como cada viernes, una nueva entrega de los poemas que Piluka nos hace descubrir... dos maravillas para abrir paso al fin de semana...






Además de ser considerado el gran poeta mexicano del siglo XX,
nuestro autor de hoy fue diputado federal por el distrito de Chiapas.
Tal vez si alguno de nuestros políticos anduviera más cerca de la poesía,
estaría más lejos de ciertas situaciones sonrojantes...





Para hacer funcionar a las estrellas
es necesario apretar el botón azul.
Las rosas están insoportables en el florero.
¿Por qué me levanto a las tres de la mañana
mientras todos duermen?
¿Mi corazón sonámbulo se pone a andar
sobre las azoteas
detectando los crímenes, investigando el amor?
Tengo todas las páginas para escribir,
tengo el silencio,
la soledad,
el amoroso insomnio;
pero sólo hay temblores subterráneos,
hojas de angustia que aplasta una serpiente en sombra.
No hay nada que decir: es el presagio,
sólo el presagio de nuestro nacimiento.


Jaime Sabines (Chiapas, 1926 - Ciudad de México, 1999)





El buen viajero no deja huella que pueda seguirse.
El buen hablador no deja palabras que puedan ser cuestionadas,
El buen contable no deja cálculo sin comprobar.
El buen cerrajero no deja cerradura que pueda ser forzada.
El buen atador no deja nudo que pueda ser deshecho.

Así, el sabio cuida a todos los hombres,
no abandona a ninguno,
todo acepta, nada rechaza,
hasta el menor detalle ocupa su interés.

El fuerte, pues, debe guiar al débil,
porque éste es material para hacer fuertes.
Si la guía no es respetada
o el factor descuidado,
se causa confusión, y ya no importa
lo sabio que te creas. 

Esta es la esencia de la sutileza.

Lao Tsé (Kŭ Xiàn, China, siglo IV a. C)
Canto 27


(No pude conseguir el original en chino antiguo)

Publicar un comentario