Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 4 de marzo de 2016

Poema de viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

La mitología griega, rica en magia, amor y drama, vierte su manto dorado por todo el tejido de nuestra cultura, impregnando cada rincón de belleza, al igual que este poema que nos envía Piluka para comenzar el fin de semana...




La terrible historia de Medea, la Maga nieta de Helios con cuya ayuda pudieron
Jasón y los Argonautas conseguir el Vellocino de Oro, mujer que acaba condenada
al exilio, y cuya venganza al verse traicionada alcanza una de las catarsis más
intensas del Teatro Griego, le sirve de motivo poético a este representante del
Parnasianismo, de origen cubano, pero reeducado en Francia.
Retomad, si podéis, la lectura de la Tragedia de Eurípides.


Ambos, en los boscajes que sintieron el son
de contiendas remotas; mágica paz nacía,
y alba de milagrosas lágrimas los ceñía
bañándolos en fértil y extraña floración.

Por los aires flotaba letal emanación.
Su palabra el poder del encanto decía;
el héroe, tras de ella, de sus armas vertía
relámpagos radiantes del ilustre Toisón.

Sobre lagos de plata llovía luz del cielo.
aves maravillosas pasaban, y su vuelo
en el bosque regaba pedrería luciente.

Amor les sonreía. Mas la fatal esposa
llevábase consigo, colérica y celosa,
con su padre y los dioses, los filtros del Oriente.
                                                                                                                      

Jose Maria de Heredia (Santiago de Cuba, 1842-Bourdonné [Francia], 1905), Jasón y Medea



Últimos Poemas de Viernes publicados:
Publicar un comentario