Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 9 de mayo de 2014

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Hoy Piluka nos invita a descubrir a este poeta sueco con un poema optimista que rezuma calma y belleza.



Este psicólogo y traductor está considerado como uno
de los mejores poetas suecos del siglo XX, sin embargo,
su reconocimiento fue tardío ya que se le acusaba de
apartarse de la tradición poética nórdica y de soslayar
en sus textos temas de contenido social, en favor de un
lenguaje más cotidiano y cercano a la Naturaleza.
Hoy, la crítica señala el fondo místico y universalista
de su discurso.
En 2011 se le concedió el Premio Nobel.

 

 



Toco Haydn después de un día negro
y siento un sencillo calor en las manos.
Las teclas quieren. Golpean suaves martillos.
El tono es verde, vivaz y calmo.
El tono dice que hay libertad
y que alguien no paga impuesto al César.
Meto las manos en mis bolsillos Haydn
y finjo ser alguien que ve tranquilamente el mundo.
Izo la bandera Haydn -significa.
"No nos rendimos. Pero queremos paz".
La música es una casa de cristal en la ladera
donde vuelan las piedras, donde las piedras giran.
Y ruedan las piedras y la atraviesan
pero cada ventana queda intacta.

Tomas Tranströmer (Estocolmo, 1931), Allegro




Jag spelar Haydn efter en svart dag
och känner en enkel värme i händerna.
Tangenterna vill. Milda hammare slår.
Klangen är grön, livlig och stilla.
Klangen säger att friheten finns
och att någon inte ger kejsaren skatt.
Jag kör ner händerna i mina haydnfickor
och härmar en som ser lugnt på världen.
Jag hissar haydnflaggan – det betyder:
»Vi ger oss inte. Men vill fred.«
Musiken är ett glashus på sluttningen
där stenarna flyger, stenarna rullar.
Och stenarna rullar tvärs igenom
men varje ruta förblir hel.



Últimos Poemas de viernes publicados:
Publicar un comentario