Grifaldo Toledo, Jorge

lunes, 8 de noviembre de 2010

No era el momento ni era el lugar
pero ahí estaban mirándose a los ojos,
expectantes.

Pupila contra pupila,
vigilan la mirada del otro
buscando un mínimo gesto de anhelo contenido,
de rendición tardía,
de tiempo inconfesado entre renuncia y renuncia...

No era el momento ni era el lugar,
pero ahí estaban...
                             ... ahí están.
Publicar un comentario