Grifaldo Toledo, Jorge

viernes, 3 de octubre de 2014

Poema de Viernes (a través de Mª Pilar Couceiro)

Comenzamos octubre con un magnífico poema de Sylvia Plath enviado por Piluka.



Esta poetisa es reconocida como una de los principales cultivadoras 
de la poesía confesional, un género que emergió en los Estado Unidos 
a finales del siglo XIX, que consiste en la descripción de detalles íntimos 
de la vida del poeta, focalizando motivos como la enfermedad mental o 
la sexualidad explícita. 
Plath fue la primera mujer que ganó un premio Pulitzer póstumo, tras 
su suicidio, acto que intento en varias ocasiones hasta la definitiva. 
 
 
 
Esta pared blanca sobre la que el cielo se autoforma: 
infinidad, verdor, intangiblemente intocable. 
En ella nadan ángeles, y también las estrellas insensibles. 
Son mi recurso.
 
El sol se disuelve contra esa pared, desangrándose en luces. 
Un muro gris ahora, desgarrado y sangriento. 
¿Cómo salir de la imaginación? 
Mis pasos concéntricos se agrupan en un pozo. 
Este mundo no tiene ni árboles ni pájaros, 
solo habita lo ácido. 
 
La pared roja no hace más que sobresaltarse: 
y se abre y se cierra un puño rojo, 
como dos bolsas grises de papel: 
esta es mi materia, esta y un sobresalto, 
si voy bajo la lluvia entre cruces y lástimas. 
Desconocidos pájaros en una pared negra: 
retorciendo sus cuellos. 
¡Esos no hablan de inmortalidades! 
Dos frías balas muertas se aproximan: 
apresuradas llegan. 
 
Sylvia Plath (Boston (USA), 1932-Londres, 1963), Temores
 
 
 
 
There is this white wall, above which the sky creates itself- 
Infinite, green, utterly untouchable. 
Angels swim in it, and the stars, in indifference also. 
They are my medium. 
The sun dissolves on this wall, bleeding its lights. 
A grey wall now, clawed and bloody. 
Is there no way out of the mind? 
Steps at my back spiral into a well. 
There are no trees or birds in this world, 
There is only sourness. 
 
This red wall winces continually: 
A red fist, opening and closing, 
Two grey, papery bags- 
This is what i am made of, this, and a terror 
Of being wheeled off under crosses and rain of pietas. 
 
On a black wall, unidentifiable birds 
Swivel their heads and cry. 
There is no talk of immorality among these! 
Cold blanks approach us:  
They move in a hurry. 
 
Sylvia Plath (Boston (USA), 1932-Londres, 1963), Apprehensions





Publicar un comentario